Acerca de instantesdepalabras

INSTANTES / TRAZOS DE PALABRAS, es un proyecto multidisciplinario donde, en una primera etapa, intervienen escritores e ilustradores para compartir, para expresarse, para colaborar, para ponerle trazos y dulces palabras, a nuestro querido y complicado planeta, y por supuesto, para proponerle un respiro a nuestro ensangrentado país.

Daily News

Nunca leyó el periódico. En su primer intento descubrió que había muerto una tarde de 1985. La fotografía dejaba asomar la claridad de lo que es verdadero. Esa tarde habría de robarse al amor de su vida…una flor adornaba su mano. Así adivinó quién era el hombre que yacía en el pavimento, con el rostro mojado de rojo.

 Microcuento: Daniela Rogá / Ilustración: Paola Garfias.

De noche nacen los colores

10:21 Un te de limón calentará mis manos y quizá un poco mis pies…
11:35 Aquí, cerca de la ventana y con la luz apagada, algo vendrá a salvarme…
 11:49 De la obscuridad -esa otra forma del silencio- surgió de pronto ella. ELLA -luminosa y eterna- casi infinita…tan fuerte y tan segura como yo.

*Ilustración: Abril Maciel / Microcuento: Raúl Reyes Ramos

Paseo en bicicleta

Te había encontrado en no sé dónde
en la boca tibia de gente reunida
con la sangre hervida, un poco el frío
un poco la puta vida puta, como siempre
con el hambre de ganas a todos ratos.
Ese rato estabas tú y no conversamos
rodamos en tu bicicleta porque era de noche
porque yo seguía el rumor caliente, por aquello.
Tú tenías veintitantos: dos bocas emparadas a callejón cerrado
una era la mía.
Yo quería retozar con alguien
andar sola muy acompañada
por mi pálida vaina, la pobre.
Me mojaste sobre ruedas y me pudiste llevar a dónde sea
Así que lo hiciste.
Me metiste del camino a rieles con oliva en la piel
untaste tus puntas y tus huesos
mis dietes, mi mala úlcera, mis nalgas,
te abriste despacio, caíste, dormiste,
busqué bajo tu cama una excusa de huída
y me quedé
porque encontré más untos desvalijados como el mío
muy solo, muy yo para no despabilarme.
Te quise querer, te quise despertar con otro rato
y esperé la mañana.
Nos mal viciamos la congoja girando
luego, no supe tu nombre.

*Ilustración: Liz Vázquez / Poema: Ia Navarro

Mañana por las calles

Las calles se despellejan
al paso de esa voz que no emito
y palpita el corazón en una bolsa de sabritas
que tapa la cañería por donde corre mi sangre
mis sueños convertidos en lagañas barro de sábanas
la amistosa traición me invita a visitar su casa otra vez…

* Ilustración: Gabriela Guevara  / Poema: Franciso Rangel