Mañana por las calles

Las calles se despellejan
al paso de esa voz que no emito
y palpita el corazón en una bolsa de sabritas
que tapa la cañería por donde corre mi sangre
mis sueños convertidos en lagañas barro de sábanas
la amistosa traición me invita a visitar su casa otra vez…

* Ilustración: Gabriela Guevara  / Poema: Franciso Rangel
Anuncios