El Porvenir

Lo apremia la hora de regresar a la oficina tras el almuerzo.  Eructa expedientes de platillos orientales y rompe una galleta hueca que contiene un papel, en el que cabrían escritos sus sueños de juventud.  Lo lee lentamente, al ritmo dictado por sus enzimas digestivas, y piensa que tendrá buena fortuna durante su vejez: el papelito comunica buenos augurios.

* Ilustración: Érika Hernández / Microcuento: Ignacio Guerrero

Anuncios

4 pensamientos en “El Porvenir

  1. Sobrio y con luces plenas. Un abrazo para ambos. Lindo trabajo de interpretación Tita, el avecilla en la cabeza es un hit! Iñaki, el detalle del ritmo de las enzimas, me parece ffffoormidable. Seguimos adelante, la tercera ronda avanza venturosa!!!

  2. Gracias a ustedes. Érika, la ilustración me pareció genial: eficaz y simple, una combinación inmejorable. Continuemos entonces. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s